Hablamos del Feng Shui en nuestros hogares con Esther Puche. ¿Qué refleja tu hogar? ¿Alguna vez has analizado los espacios para sentir que transmite cada uno de ellos?

Uno de los pasos a tener en cuenta para implantar el Feng Shui, es el analizar previamente, para saber qué nos hace sentir cada estancia. Cuando nos transmite una mala sensación, una mala vibración, inconscientemente nos perjudica en nuestro estado de ánimo.

Por ello, es muy importante realizar este paso para valorar, qué nos hace sentir nuestro hogar y, si transmite una sensación negativa, poner remedio cuanto antes para eliminar ese malestar que puede generarnos y en nuestra contra, perjudicarnos. Te preguntarás, ¿cómo me puede perjudicar? Como he comentado, nos perjudica en nuestro estado de ánimo, sintiéndonos más irritados, malhumorados, desanimados o incluso perjudicando nuestro descanso y vitalidad, entre otras cosas.

Antes de hablar sobre la primera regla fundamental del Feng Shui, voy a empezar con una breve introducción para explicar la importancia que tiene el Fens Shui en nuestra vida.

Cada persona, cada objeto, material, color, incluso cada sentimiento, palabra y pensamiento libera una energía, estamos rodeados de ella y según cómo fluya, tendremos mejor o peor honda. Esta energía que nos envuelve se conecta con el universo, esta energía se llama Chi y debe estar limpia como el agua de una pecera.

Si por el contrario no limpiamos la energía de nuestro entorno, esta energía se estanca, cargando nuestro ambiente, como cuando no se limpia el agua de una pecera.

El Feng Shui es nuestra depuradora, nos ayuda a mantener esa energía limpia y libre de toxicidades.

Después de esta introducción para tener una breve idea del Feng Shui, vamos con la primera regla.

Una vez analizado y valorado cada espacio, como he comentado al inicio, se debe seguir con la primera regla del Feng Shui , pero, ¿cuál es? El orden, y por supuesto la limpieza. Antes de introducir el Feng Shui, se debe hacer un check-in, tanto del orden como de aquellos objetos inservibles o rotos, que acumulamos en nuestros espacios.

Cuando nosotros almacenamos y guardamos objetos, o incluso ropa que no usamos año tras año, estamos emitiendo una vibración, la vibración de escasez. ¿Por qué guardas aquello que no te gusta o esté en desuso? Haz limpieza, dona todo aquello que no te gusta o no le hayas dado uso desde hace tiempo. Sentirás una liberación tanto en ti como en ese espacio.

Tanto en tu hogar como en la zona de trabajo, es importante crear entornos bellos que nos caractericen, entornos llenos de armonía. Además, es esencial crear un ambiente favorable y saludable para sentir mayor bienestar, mayor concentración y dinamismo, conjuntamente, en tu trabajo.

En este post voy a compartir unos sencillos tips, tanto de Feng Shui como de decoración. Coge papel y lápiz, porque empezamos.

Nuestro hogar es ese lugar en el que disfrutamos la libertad de ser plenamente, y por supuesto debe responder a ciertas necesidades que tenemos para que sea de lo más funcional y práctico en nuestro día a día.

1) Como he indicado anteriormente, el primer factor a tener en cuenta es el orden y la limpieza. Por ello, marca en tu agenda el día en el que vas a iniciar esa limpieza a fondo, ¡organízate! Y cuando me refiero a fondo, es teniendo en cuenta cajones, armarios, hasta cristales y cortinas. Para que sea más efectiva esta limpieza, puedes limpiar estancia por día.

Acuérdate, LIBERTA TU ESPACIO:

  • Todo aquello que no le hayas dado un uso desde hace un tiempo, pregúntate, ¿realmente lo necesito? ¿por qué lo necesito? Marca una fecha límite a esos objetos, si es difícil deshacerte de ellos.
  • Todo aquello que esté roto o averiado, vibra una energía muy bajita y esto crea energía estancada. Elimínalo cuanto antes.
  • ¿Relojes parados y bombillas fundidas? Pon solución en la mayor brevedad, no es nada FENG (energía estancada).
  • ¿Grietas, humedades o moho en paredes? Además de ser tóxico, por supuesto no es nada feng, por la vibración que transmite en tu hogar, igualmente asegúrate de ponerle remedio cuanto antes.

2) La magia de los colores. Es fundamental la elección del color, porque cada color nos transmite una sensación. Afecta, tanto a nuestra energía como a nuestro estado de ánimo, y según la estancia es más apropiado un color u otro. Por supuesto es importante tener en cuenta la personalidad/carácter de la persona.

EJEMPLOS:

– Si esa persona se halla en un momento delicado, no debemos usar el color negro, todo lo contrario, colores vivos y cálidos para impulsar su ánimo.
– Si eres disperso, y, buscas conseguir mayor concentración, intenta no añadir mucho color gris, ya que este no ayuda, lo potencia aún más. La gama de azules ayudará a tener mayor concentración y productividad.

– Para nuestra zona de descanso, nuestro oasis de relax. Si queremos que nos transmita esa misma sensación, no debemos elegir colores fuertes, colores yang como el rojo, ¿por qué? Porque estos colores nos activan y por supuesto, perturban nuestro sueño.

-¿Y para los más peques? ¿cuál es el color más idóneo para su dormitorio? EL AMARILLO. Este color le transmitirá alegría, además, sirve de escudo para neutralizar las energías negativas.

  1. ¿Cómo se encuentra el mobiliario de tu hogar? Mi recomendación es, siempre, escoger pocos pero prácticos, introduciendo solo aquellos que sean necesarios, para que todos los miembros de tu casa estén a gusto y por supuesto creando con ellos, espacios para unir a la familia. Vital crear espacios acogedores y ricos. Reinará más la felicidad en ella.
  2. Tu hogar es tu refugio y este debe hablar por ti. No sigas un estilo o una tendencia si éste realmente no encaja en tu estilo de vida o en tu forma de ser. ¿Sabes qué me encanta? Crear espacios únicos, romper con las tendencias y arriesgar. Para mí es de lo más importante y profesional, integrar la elegancia y el buen gusto en ambientes y casas que reflejen, por encima de tendencias y modas, la personalidad de sus habitantes. Por ello, apuesta por crear espacios que reflejen tu estilo y tu esencia.En mis decoraciones prima la funcionalidad y la comodidad, ya que entendemos la casa, como un lugar para disfrutar, para descansar, desconectar y ser nosotros mismos y esto es posible conseguirlo.
  3. Por último, añade vida en tu decoración, añade plantas, simbolizan crecimiento y prosperidad, además de embellecer nuestro espacio, nos ayudan a purificar el aire de nuestro hogar. ¿Mi consejo para escoger plantas de interior? Elige plantas con hoja redonda, son las más feng.

En tu hogar se puede hacer magia con la decoración, y digo magia porque con sencillos detalles podemos provocar un gran antes y después.

Juega con mobiliarios auxiliares para crear espacios más acogedores. Incluye golpes de luz cálida con lamparitas, delimita espacios con alfombras, juega combinando diferentes materiales y acabados para crear un espacio más atractivo. Una de mis combinaciones favoritas son los acabados en mármol con madera natural, añadiendo toques de latón en elementos decorativos, como en espejos, para dar un aire más sofisticado. LO MÁS.

Y ahora, ¿Quién soy yo?

Soy Esther Puche, interiorista y consultora de Feng Shui. Mis servicios, tanto online como presencial, ayudan a crear espacios acogedores, funcionales y prácticos, espacios que representen a sus inquilinos, cuidando la estética y el tema de la energía, para crear máximo equilibrio en ella, sintiendo mayor bienestar y armonía. Amo el mundo de la decoración, el diseño y amo el mundo de energías tanto como ayudar a las personas.

WEB

Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*