…Es curioso cómo pasa el tiempo, parece que fue ayer cuando preparaba su canastilla, compraba su primera ropa para cuando naciera, y de repente, mañana me voy con el a comprar el traje para su boda….Cuando tienes un hijo, no piensas que el tiempo va a volar,pues, si, vuela, y aquí estoy yo volando con el, y preparando, ya, ¡su boda!

Como madre de chico, las cosas para mi son mucho mas tranquilas, ya que el «peso» de las decisiones importantes en cuanto a la celebración, lo lleva la novia y su familia, pero no por eso, mi ilusión e interés en que todo salga bien es menor.

Mañana iré con el, de compras, como cuando era pequeño…pero esta vez a probarle su traje de novio.

Es importantísimo conocer la personalidad de los hijos para poder ayudarles a que ese día,estén lo mas guapos posibles, pero que sean ellos mismos, los que decidan.

Ya sabéis como somos las madres, a veces tan amorosas, ¡que agobiamos al mas pintado! Ese día, ademas de guapos, se deben sentir cómodos y felices, que expresen en su atuendo lo que son y lo que les gusta.

¿Camisa blanca?

¿Chaqué? ¿Traje?

¿Chaleco?

¿Y la corbata? ¿Qué color?

¿Y los gemelos?

Me pregunto, porque los blogs están llenos de consejos sobre bebés, para madres primerizas e inexpertas, pero
es casi imposible encontrar consejos para madres inexpertas del novio…y, realmente, somos igual de inexpertas en ser madre del novio, que cuando eran bebés, y le cambiamos el primer pañal…

Mi consejo es, que sean ellos mismos, que celebren su día con total y absoluta libertad de criterio, que decidan, que opinen solo ellos, y que nosotras, aconsejemos solo en el caso de que ellos lo requieran.

No hay cosa que peor le siente a una novia, que una madre del novio entrometida y pesada. Las madres del novio debemos de ser discretas y complacientes, y con un único objetivo…su felicidad.

Pero hablemos de lo que nos preocupa, ¡su atuendo para ese día especialísimo!

Si es posible, que se lo hagan a medida, siempre le sentará mejor, hoy en día existen las lineas Tayloring, que las puedes encontrar en muchas gamas de precio…

En estos sitios, tienen modelos a elegir y tejidos maravillosos para que el traje sea ¡perfecto! Dile si el traje le tira, o que las mangas deben ser un poco mas largas, o que el pantalón le debe sentar como un guante…
que vaya elegante, pero también cómodo.

Estate pendiente de que el traje este bien hecho y sea de buena calidad, para el precio que estés pagando.
Ayúdale a elegir la corbata, o dile si le queda mejor con o sin chaleco…
que elija un buen zapato, ¡ya sabéis que los complementos masculinos este día cobran una gran importancia! ¡No es solo el traje!

Todo el mundo le va a mirar, y las fotos serán para toda la vida, hay que cuadrar hasta el último detalle de su atuendo, que aunque la novia será la protagonista, ¡el novio ha de lucir perfecto!
Estate pendiente de la calidad del tejido, de los dobladillos y de que todo este genial, pero déjale a el, que ELIJA,
y no le presiones en ningún momento.

¡Dile mil veces que esta guapísimo! ¡que para eso eres su madre!Disfruta de la experiencia de compartir con el el ir de compras en una ocasión tan especial, y aprovecha su confianza y su compañía.

Nadie está preparado para ser padre. No hay cursos, ni libros, ni consejos, ni advertencias que puedan dar una idea real de cómo cambia tu vida, de cómo todo explota en una gigantesca revolución cuando un hijo llega a tu vida. Esta revolución se multiplica, cuando ese bebé, crece, se hace mayor…¡y va a casarse!

Afortunadamente, el tiempo te ha preparado para saber, que esta etapa es, si cabe mejor aún que la de la crianza,
ya que supone el cierre de un círculo, donde ellos comienzan, justo, a formar su propia familia…para una madre, esto
es: ¡OBJETIVO CONSEGUIDO!

El mejor amor es el que te hace ser mejor, ¡nunca el que intenta cambiarte!

Isabel Planelles
Diario de la madre del novio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*