Puede ser que no te cases con él por su estilismo, pero no te preocupes, ahí es donde tú y las reglas entráis en juego. 

Regla 1. El traje o chaqué debe encajar con la formalidad de la boda

A nivel más básico, su atuendo debe ser apropiado para el evento y debe encajar con el ambiente general de la boda. Si la boda es de día o ‘outdoor’, puede ser un poco más casual (piensa: colores más suaves, tejidos de algodón en color caqui…). Si es en un salón de baile o en un hotel por la tarde, debería ser oscuro y que sea un traje o chaqué hecho a medida. ¿Y si quieres llevarlo a un nivel superior? Lo que más se lleva ahora es la corbata blanca. Ósea, frac negro, con camisa blanca y pajarita blanca.

Regla 2. Su atuendo debe coordinarse con el tuyo

Esta es bastante obvia, pero hay que decirla: recuerda que tu boda es la primera oportunidad que tenéis de enseñar vuestro estilo como pareja, ¡así que hacer un esfuerzo conjunto! Obviamente no querrás probarte el vestido con el novio delante. Pero asegúrate de que los estilos de cada uno funcionen juntos. Por lo que si tú vas a llevar un vestido muy elegante y voluminoso, no querrás que el lleve un traje de lino por ejemplo, querrás que lleve un esmoquin negro clásico. Otro conjunto que también funciona muy bien, es un  estilo más rústico con encaje para ella y un traje en tonos tostados, hecho a mano para él, o un vestido simplificado estilo ‘city-chic’ y un traje gris más sofisticado para él.

Regla 3. Su tipo de cuerpo debe dictar el traje

La clave para estar estupendo es: vestir acorde a tu fisonomía. Si eres alto y delgado, suerte la suya: la mayoría de esmóquines y trajes te quedaran bien. Si eres más voluminoso, prueba con una chaqueta cruzada que te dará un estilo más robusto. Para hacer más delgado, prueba un traje algo entallado en la cintura, esto dará una sensación de línea más esbelta. Olvídate de trajes de colores suaves, ¡acuérdate de que el negro adelgaza! Los novios más bajos deben pensar en una chaqueta de dos o tres botones para que les estilice la silueta.

CHIC-Novios-GIA
Fotografía para Corp Gallery by GIA Studio de Maribel Gómez

Regla 4. Le tiene quedar como un guante

Incluso los trajes más caros de la tienda pueden sentar fatal si no te quedan bien. Debes poder moverte con libertad y estar cómodo. Haz que se mueva, que gire, que levante los brazos…para asegurarte de que tiene plena movilidad. Independientemente de lo que compre o alquile, todas las tiendas suelen hacer arreglos a medida en el traje.

Aquí tienes unas reglas básicas de costura para el traje del novio:

  • El dobladillo en el puño de la chaqueta le tiene que quedar a la altura de la muñeca, enseñando aproximadamente entre centímetro y medio y medio centímetro de camisa por la manga.
  • El dobladillo de la chaqueta por debajo debe cubrirle el trasero y la abertura no debe abrirse. Si lo hace es que le queda demasiado ceñido.
  • El cuello le debe de quedar pegado recto al cuello por detrás y por los lados sin huecos ni bultos.
  • Los pantalones deben quedarle cómodos de pie y sentado y que cubran al menos una tercera parte del zapato por arriba.
  • La pajarita debe quedar cómodamente ajustada en el cuello de la camisa.

Regla 5. Su look debe combinar con la fiesta nupcial   

Tradicionalmente los padrinos de boda llevan un atuendo muy parecido al del novio—pero depende de ti y de tu chico. A pesar de que no esperas que todos los hombres se presenten a la boda  con el mismo traje o el mismo estilo, es importante que sus atuendos combinen en estilo  (sería un poco raro si estuviera ahí tu chico con un esmoquin elegante y todos sus colegas con trajes casuales de colores por ejemplo). El que vayan todos un poco al unísono no se acaba ahí; querrás que toda la fiesta tenga un estilo similar. Para conseguir esto lo más fácil es intentar emparejar un poco el estilo de las damas de honor con los padrinos de boda—por ejemplo, si las damas de honor llevan un estilo súper vintage pues los hombres pueden llevar trajes estilo retro de tres piezas.

Regla 6. Los accesorios deben diferenciarlo del resto

Ahora que todos están coordinados y en conjunto, es hora de elegir para el novio los accesorios que marcaran la diferencia con los demás. Para conseguir un look totalmente único importancia de los detalles es mucha. Por ejemplo, haz que el novio lleve botones diferentes, o la corbata, la pajarita o el chaleco, la faja o los gemelos de diferente color o estilo. Si tu boda tiene una paleta de dos colores, el novio puede llevar un color y el resto de padrinos de boda el otro. Para una boda lujosa, los padrinos de boda pueden llevar cada uno un traje con corbata y chaleco negro, mientras el novio viste la versión más chic, con la pajarita y el chaleco blanco. También debes animarlo a que le dé su toque personal al traje y que enseñe ese algo especial que tiene y que hizo que te enamoraras de él. Si es muy amante de la música, puede añadirle una clave de sol o algo por el estilo a los botones, o si es un loco de la ciencia-ficción llevar gemelos de Star Wars, ¡lo que más le guste!

Manuela Bonilla Espadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*