Lluvia de Purpurina nace para hacer feliz a las personas que contratan nuestros servicios.

Nuestra marca se caracteriza por la personalización del evento, dejamos la huella de nuestros clientes en cada espacio que creamos para la ocasión.

La boda de Bea&Toni estuvo marcada por la personalización de los novios en cada uno de los rincones decorativos que creamos para ellos.

Desde un primer momento nos trasmitieron su pasión por el mar y por el surf y a partir de ahí empezamos a crear…

El rincón de bienvenida fueron dos tablas hechas por los novios. ¡No pudieron quedar mejor! Los invitados nada más llegar se sumergieron en la temática de la boda. 

Para la ceremonia contamos con las flores de Chitina que no pudo plasmar mejor lo que los novios querían.

Como podéis ver el mar estuvo muy presente en todos los detalles de la boda.

Bea es una enamorada de las grullas de origami y no podían faltar en la decoración de la  boda.  Le dieron un toque muy bonito al seating plan.

Una de las cosas con las que estamos más satisfechas de la boda fue con los centros de mesa que creamos #laschicaspurpu y yo. Fue un trabajo duro pero el resultado no nos pudo gustar más.

Para la zona del baile teníamos preparado un libro de firmas de lo más original. Toni quiso que todos sus invitados le dejaran un mensaje en una de sus tablas de surf.  

¡No podía tener un mejor recuerdo de su día!

Disfrutamos muchísimo organizando y diseñando la boda de Bea&Toni.

Compartir con ellos cada momento de organización de la boda fue de lo más emocionante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*